Sabemos que los refrigeradores funcionan las 24 horas, por eso utilizan energía todo el día. Eso no significa que no pueda reducir la cantidad de electricidad que se necesita para hacerlo funcionar.

Uno de los primeros consejos es actualizar tu aparto si tiene más de 10 años en funcionamiento, en los últimos años se han hechos avances tecnológicos importantes para la reducción y mejoramiento energético de los aparatos.

La temperatura óptima para el funcionamiento del frigorífico es de 5 °C y de -18 °C para el funcionamiento del congelador. Como regla general, por cada grado adicional de producción de refrigeración se utiliza alrededor de un seis por ciento más de electricidad. Por lo tanto, un ajuste de temperatura preciso es ideal para reducir costos.

No dejes la puerta abierta cuando saques comida. Cuanto más tiempo esté abierta la puerta, más aire frío se escapa y más energía se necesita para reducir la temperatura nuevamente una vez que se cierra la puerta.

Intenta no meter la comida caliente, ya que esto hace que se gaste más energía. La posición de su refrigerador puede tener un impacto en la fuerza con la que tiene que trabajar. Asegúrese de que esté lo más lejos posible de fuentes de calor como hornos y radiadores. También trate de mantenerlo alejado de la luz solar directa.

Un refrigerador más lleno tiene menos aire para mantenerse fresco, por lo que no tiene que trabajar tan duro como un electrodoméstico escasamente ocupado. También te invitamos a tener una correcta instalación y mantenimiento del mismo, por eso te invitamos a tener contacto con los expertos: Refrigeración Palomino.